• Mar. Oct 4th, 2022

68,1% se ha cerrado la brecha de género según el Foro Económico Mundial

68,1% se ha cerrado la brecha de género según el Foro Económico Mundial

El Índice Global de Brecha de Género concluyó que se necesitará unos 132 años para alcanzar la paridad de género

La actual recesión económica mundial, a diferencia de las anteriores que solían ser peores para los hombres, es desproporcionadamente mala para las mujeres. La pandemia y las múltiples sacudidas de la economía mundial han dificultado los avances en la eliminación de la brecha de género.

Se estima que los empleos de las mujeres fueron 1,8 veces más vulnerables que los de los hombres y están sufriendo más disrupciones. El Índice Global de Brecha de Género, elaborado por el Foro Económico Mundial, concluye que la brecha se ha cerrado en un 68,1%, lo que significa que a medida que la economía mundial entra en su tercer año de disrupción, se necesitará otros 132 años para alcanzar la paridad de género.

Esta es una ligera mejora respecto a los 136 años de 2021, pero sigue siendo significativamente mayor que los 100 años registrados antes de 2020.

El Índice compara el estado actual y la evolución de 146 países en la paridad de género en Oportunidad y Participación Económica, Logro Educativo, Salud y Supervivencia, y Empoderamiento Político.

América Latina y el Caribe ocupa el tercer lugar entre todas las regiones, después de América del Norte y Europa. La región ha cerrado el 72,6 % de su brecha de género.

Con base en el ritmo de progreso actual, América Latina y el Caribe cerrará la brecha en 67 años. Sin embargo, dentro de la región, solo seis de los 22 países mejoraron su puntaje de brecha de género en al menos un punto porcentual desde el año pasado.

 

Más mujeres activas representa mejora en la economía

El reporte del Foro Económico Mundial señala que los países que integran a más mujeres en la mano de obra son más productivos y probablemente tendrán un crecimiento más inclusivo y sostenible.

Por lo tanto, para cerrar la brecha de género y compensar las pérdidas relacionadas con la pandemia recomienda lo siguiente:

  1. Los líderes gubernamentales y empresariales deben renovar la atención a las industrias afectadas, incluyendo la revalorización de la sanidad y la educación, donde los llamados trabajos esenciales deben ser tratados como tales. Esto incluye una remuneración adecuada y un aumento de la profesionalización para garantizar el reconocimiento adecuado de su importancia.
  2. La inversión en infraestructuras asistenciales es otro ámbito de inversión. Como complemento a la atención prestada a las infraestructuras físicas, los gobiernos deben pensar en la inversión en infraestructuras asistenciales y en capital humano como inversiones que permitan el crecimiento de las economías.
  3. En muchas partes del mundo también es fundamental un enfoque más amplio sobre el acceso y el entorno propicio: esto incluye el acceso a los servicios financieros, el acceso a Internet y la ampliación de las protecciones legales, garantizando que no se tolere la discriminación.
  4. El liderazgo y los modelos de conducta son fundamentales. Mientras que las organizaciones no gubernamentales, la educación, los servicios personales y el sector del bienestar suelen tener más de un 40 % de mujeres en puestos de liderazgo, industrias como la de la energía, las tecnologías de la información, la manufactura y las infraestructuras suelen tener menos de un 20 % de mujeres en puestos de liderazgo.
  5. Hay que prepararse mejor para el futuro y garantizar que más mujeres se incorporen a las industrias y profesiones del futuro, y que diseñen nuestras futuras economías. Si se desea que las economías impulsadas por la tecnología representen a todo el mundo, se debe asegurar de que un mayor número de mujeres se dediquen a áreas como inteligencia artificial, a la computación en la nube, a los datos, a la biotecnología.