• Dom. Jun 23rd, 2024

Neuroprótesis devuelve la capacidad de caminar a pacientes con Párkinson

Los pacientes con Párkinson en fase avanzada ahora tienen una mayor posibilidad de recuperar la capacidad de caminar, gracias a la Neuroprótesis, una invención de un grupo de neurocientíficos del Hospital Universitario de Lausana, en Suiza.

Esta neuroprótesis está conformada por electrodos que se ubican encima de la médula espinal y se conectan directamente con un neuroestimulador implantado en la zona subcutánea del abdomen, que a su vez es controlado remotamente desde el exterior.

Con este dispositivo se busca que los pacientes con esta enfermedad neurodegenerativa recuperen gran parte de su movilidad y mejoren notablemente su calidad de vida.

Marc, el primer paciente en probar la neuroprótesis

Tras la presentación del dispositivo, los neurocientíficos de Lausana dieron a conocer el primer paciente tratado con la neuroprótesis: Marc, un francés de 62 años, paciente con párkinson avanzado.

Luego de varios meses de rehabilitación y sin una respuesta positiva a los tratamientos convencionales, Marc decide probar con la neuroprótesis, logrando un efecto mucho mejor de lo esperado.

“Al principio no pensaba que pudiera sentir un efecto inmediato, pero en cuanto me implantaron la neuroprótesis sentí la mejoría”, afirmó el paciente piloto del proyecto, quien antes del tratamiento solo podía caminar con mucha dificultad en distancias cortas, no podía subir escalones ni darse la vuelta.

Ahora con la neuroprótesis, Marc logra caminar sin dificultad o molestia una distancia de hasta seis kilómetros, subir escaleras y poder controlar mejor su cuerpo durante el movimiento.

Aspectos importantes de esta investigación

Para llegar a este punto, los científicos iniciaron sus pruebas con primates, con la finalidad de determinar los parámetros con los que debía contar el dispositivo tecnológico, así como la potencia requerida, la zona que se debía estimular en cada caso y el método más indicado para hacerlo.

En declaraciones a EFE, el neuroingeniero Eduardo Martín Moraud, explicó que llevan muchos años trabajando en la “estimulación de la médula espinal de forma selectiva para restaurar la locomoción después de lesiones”. Martín Moraud es el responsable de este proyecto, el cual tiene como nombre de NeuroRestore y es pionero en otras investigaciones con pacientes parapléjicos.

El neurocientífico indicó que en el párkinson, el envío de información de movimiento de las extremidades, que se da entre el cerebro y la médula espinal, se ve alterado o debilitado; mientras que en la paraplejía se ve completamente interrumpido.

“El párkinson es una enfermedad muy asimétrica, por lo que generalmente afecta solo a un lado del cuerpo y con esta técnica podemos estimular de manera selectiva la región más afectada”, asegura Martín Moraud.

Con respecto al método de implantación, la neurocirujana y codirectora de NeuroRestore, Jocelyne Bloch, explicó que consiste en un procedimiento personalizado, ya que durante la intervención quirúrgica se prueba el efecto de estimulación de los electrodos, con el fin de ajustar la posición y potencia que requiera cada paciente para que su musculatura responda a la estimulación.

Con el triunfo en el caso de Marc, el equipo de NeuroRestore espera lograr la implementación de la neuroprótesis en unos 80 a 100 participantes, con el fin de demostrar su seguridad y eficacia y así solicitar la aprobación de las autoridades de salud para su uso.

“La idea a la larga es que este tratamiento esté disponible para cualquier paciente con párkinson, como lo está el tratamiento mediante estimulación cerebral profunda para controlar los temblores y la rigidez que causa esta enfermedad”, anadió Grégoire Courtine, catedrático en Neurociencia de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) y codirector de NeuroRestore.

Más información sobre tecnología que está revolucionando la salud en nuestra sección.