• Mar. Oct 4th, 2022

Crean chupón bioelectrónico que monitorea la salud de recién nacidos

Crean chupón bioelectrónico que monitorea la salud de recién nacidos

Según explican los investigadores, el objetivo principal de este dispositivo es evitar tener a los bebés rodeados de cables, así como también evitar tener que sacarles muestras de sangre que son potencialmente dolorosas para los neonatos

Un equipo perteneciente a la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Computación de la Universidad Estatal de Washington, Estados Unidos, desarrolló un chupón bioeléctrico que tiene la capacidad de monitorizar el estado de la sangre de los bebés de las Unidades de Cuidados Intensivos para Recién Nacidos.

Gracias a este dispositivo electrónico e inalámbrico se puede controlar los electrolitos salivales de los neonatos, así como detectar sus niveles de sodio y potasio en tiempo real sin recurrir a procedimientos como de extracción de sangre.

Según indican los investigadores, este chupón inteligente evita métodos invasivos para los recién nacidos y proporciona una atención hospitalaria extra a bebés prematuros o con otros problemas de salud.

Además de la Universidad Estatal de Washington, figuran como coautores de dicho trabajo investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia, la Universidad Nacional de Pukyong (Corea del Sur) y la Facultad de Medicina de la Universidad de Yonsei (también de Corea del Sur).

A través de la página web de la institución estadounidense, el profesor y autor del proyecto Jong-Hoon Kim ha explicado cómo podría beneficiar este sistema a los bebés hospitalizados.

En primer lugar, Kim enfatiza que el objetivo principal de este proyecto de desarrollo de chupones bioeléctricos se centra en eliminar todos los cables que habitualmente rodean a los bebés recién nacidos y prematuros en las Unidades de Cuidados Intensivos para Recién Nacidos.

“A menudo vemos imágenes donde los bebés están conectados a un montón de cables para controlar sus condiciones de salud, como la frecuencia cardíaca, la respiratoria, la temperatura corporal y la presión arterial. Queremos deshacernos de esos cables”, dijo el profesor.

Asimismo, el docente ha indicado que las extracciones de sangre no solo pueden ser potencialmente dolorosas para los recién nacidos, sino que en ellas se recopila información aleatoria, debido a que se realizan en tramos concretos (por la mañana y por la noche) y no de forma constante.

Para poder ofrecer datos detallados sobre el estado del bebé, este chupón bioelectrónico presenta un sistema que se incorpora a un chupón normal y va tomando muestras de la salida del bebé a través de canales de microfluidos.

De ese modo, siempre que el bebé tenga el chupete puesto, se va recopilando información a través de estos canales, por lo que el dispositivo no requiere ningún tipo de sistema de bombeo y funciona de manera autónoma.

Además, estos canales microfluídicos integran una serie de sensores selectivos que miden las concentraciones de iones de sodio y potasio en la saliva de los bebés.