• Mar. Oct 4th, 2022

Mujeres latinas desarrollan dispositivo capaz de predecir ataques de epilepsia

Mujeres latinas desarrollan dispositivo capaz de predecir ataques de epilepsia

La diadema tiene la capacidad de predecir con media hora de anticipación crisis epilépticas

La ingeniera electrónica brasileña, Paula Gómez, creó la empresa Epistemic, incubada en la Universidad de Sao Paulo, con el fin de desarrollar herramientas que ayuden a gestionar la epilepsia y mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen y la de sus familias.

Es así como uno de los últimos desarrollos creados por Gómez es un dispositivo denominado Aurora, el cual se asemeja a una diadema que se coloca en la cabeza. “La idea surgió de una conversación con mi madre (la física Hilda Cerdeira), que es una autoridad en teoría del caos, en la que mencionó que estaba investigando las señales del electroencefalograma (EGG)”, dijo Gómez.

Por su parte, la madre de Gómez (que luego se sumó a la empresa), desarrolló un método matemático para estudiar las señales EGG, “que son caóticas por naturaleza”, y encontró que “en las señales de los pacientes con epilepsia se producen anomalías antes de que ocurra la crisis”. A partir de este modelo, se desarrollaría luego el software predictivo incluido en Aurora.

“La diadema incorpora, además del software, un dispositivo de electroencefalograma en miniatura que tiene seis electrodos. Estos se colocan en la cabeza, igual que los aparatos del hospital, pero no necesitan una pasta conductora”, detalló la experta.

Además del dispositivo, el equipo ha creado una app, un diario donde pacientes y familiares pueden controlar las crisis, y un portal web, que ayuda a los médicos a definir el mejor tratamiento a través de un análisis exhaustivo de los pacientes.

“Los datos obtenidos no se envían al médico ni al paciente, ya que se trata de un volumen de información muy grande que no se podría pasar por el móvil, porque agotaría los datos y la batería de un smartphone en pocos minutos”, dijo Cerdeira.

Aurora solo capta las señales del electroencefalograma, el software de predicción de inteligencia artificial (IA) lee estos datos en todo momento y, cuando detecta una anomalía, envía una notificación al paciente y al cuidador hasta 30 minutos antes de que se produzca la crisis. “Esto les da seguridad para poder realizar actividades cotidianas que antes se sentían incapaces de hacer por miedo a que en cualquier momento tuvieran un episodio epiléctico”.

“Cuando sal al mercado irá con unos auriculares para que los pacientes puedan escuchar música. Aurora tiene el aspecto de unos auriculares de deporte, no parece un dispositivo médico. Lo hicimos así porque estas personas prefieren no ser asociadas con su enfermedad, alfo que puede estigmatizarlas”, afirmó Gómez.