• Mar. Oct 4th, 2022

Pokémon Go puede ayudar en casos de depresión leve

Pokémon Go puede ayudar en casos de depresión leve

Otra alternativa es el videojuego Ingress Prime que también está disponible para dispositivos móviles y se basa en la ubicación GPS

Los videojuegos móviles basados en la geolocalización pueden ayudar a los pacientes con depresión leve, al menos es el principal hallazgo de la investigación llamada Location-Based Mobil Gaming and Local Depression Trends: A Study of Pokémon Go.

Para poder llegar a esta hipótesis, los investigadores se centraron en Pokémon Go, un videojuego que fue muy popular hace unos años y que incentiva a sus jugadores a ir a lugares del mundo real para “luchar y atrapar” Pokémones, según su ubicación, usando el smartphone. Otras características de este entretenimiento tienen que ver con formar parte de comunidades y esto permite conocer a otros jugadores.

“Los juegos móviles basados en la ubicación como Pokémon Go pueden ayudar a aliviar la depresión, ya que facilitan la socialización cara a cara, la actividad física y la exposición a la naturaleza, y todo esto es esencial para la salud mental”, comentó a la prensa internacional Aaron Cheng, uno de los investigadores del estudio, para el que se siguió durante un año a jugadores de 12 países.

Luego de este tiempo, observaron los niveles de depresión en las áreas en las que se había lanzado el juego y los compararon con otras zonas en las que el título todavía no estaba disponible. Además, para estimar los niveles de depresión, el equipo usó las tendencias de Google para calcular el volumen de búsquedas de términos como depresión, estrés y ansiedad.

Un dato importante que los científicos señalan es que los hallazgos a los que llegaron se relacionan solo con formas no clínicas de depresión leve, y en realidad no se pueden aplicar a quienes padecen trastornos depresivos crónicos o severos.

“Al estar basados en la geolocalización, estos videojuegos móviles promueven que el jugador realice, mientras juega, casi inconscientemente, diversas actividades físicas y mentales. Su mente está enfocada en capturar la imagen, y su físico, en desplazarse en busca del objetivo; esto produce un doble efecto, alejarse de los pensamientos que originan la depresión y combatir el sedentarismo”, afirmó la psicóloga María Lucila Salvel, profesora adjunta Psicometría de la Universidad de Morón, Argentina.

Por su parte, Joaquín Asiain, docente de Psicología Social e investigador de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Belgrano, coincide, y menciona que este hallazgo guarda concordancia con distintos estudios en los que las intervenciones de orden psicoterapéutico y farmacológico se asocian con actividades de orden social.

“Eso sí, debemos proceder con cautela tanto al momento de interpretar sus resultados como al evaluar su utilidad. Los mismos autores mencionan que este tipo de juegos no puede implementarse a gran escala como un remedio rápido para la depresión, particularmente la depresión clínica o grave, ni servir como un sustituto de los tratamientos validados. En todo caso es un muy buen primer paso con relación a la salud mental y el uso de videojuegos”, puntualizó Asiain.

Por supuesto, Pokémon Go no es el único título de esta clase. Otra alternativa es Ingress Prime, que también está disponible para dispositivos móviles y se basa en la ubicación GPS. En este caso, los jugadores se dividen en dos grupos rivales de agentes que luchan por controlar unos portales situados en puntos de interés cultural o social, como plazas y monumentos. Al jugar al Ingress Prime hay que recorrer el mundo real con el móvil en la mano, para visitar dichos portales. El objetivo del juego es que los jugadores se unan a un determinado grupo y controlen todos los portales que puedan, para lo que deberán cooperar con otros usuarios de su mismo grupo.