• Dom. Jun 23rd, 2024

Open finance en México se prepara para trabajar con los bancos

Open finance en México se prepara para trabajar con los bancos

La falta de regulación en las finanzas abiertas no ha detenido la cooperación entre las fintech y los bancos. A pesar de las limitaciones regulatorias que existen en este sector, las empresas fintech ven una gran oportunidad de colaboración con la banca tradicional, lo que puede impulsar la adopción de estas tecnologías. Según una encuesta realizada por Finnovista a 650 fintech, el 57% colabora actualmente con alguna entidad financiera tradicional, el 21% está interesado en hacerlo y el 17% está buscando formas de llevarlo a cabo.

Una de las empresas que ha logrado una exitosa colaboración con un banco tradicional es Syncfy, quien se ha asociado con BBVA México para proporcionar herramientas de finanzas abiertas que procesan automáticamente grandes cantidades de facturas. Según Gerardo Treviño, fundador y director ejecutivo de Syncfy, su objetivo es crear una plataforma que se conecte con diferentes fuentes de datos para su consulta, sin esperar a que exista la parte regulatoria o que los bancos tengan acceso tecnológico hacia la fuente de datos de los usuarios.

Leyes y regulaciones

La Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (Ley Fintech) establece las reglas que las entidades financieras deben seguir para compartir datos mediante interfaces de programación de aplicaciones (APIs). Sin embargo, hasta la fecha, sólo se han publicado las reglas secundarias para las sociedades de información crediticia (SIC) y cámaras de compensación, lo que ha dejado pendiente la emisión de las disposiciones para instituciones financieras, como bancos, fintech, financieras populares y cooperativas de ahorro y préstamo.

A pesar de esta falta de regulación, las empresas fintech y los bancos han avanzado en temas relacionados con casos de uso como la organización y proporción de datos. Según Nick Grassi, codirector ejecutivo de Finerio Connect, en el centro de esta alianza se encuentran los datos, ya que las fintech tienen la capacidad de sistematizar y procesar la información que poseen las entidades de banca. Además, cada vez hay más apertura de la banca para implementar herramientas de open finance, especialmente aquellas que tienen como objetivo el desarrollo de nuevos servicios y productos, el diseño de nuevas aplicaciones, así como la predicción del comportamiento de los usuarios.

En conclusión, a pesar de las limitaciones regulatorias, las empresas fintech y los bancos están colaborando cada vez más en el sector de las finanzas abiertas. Las empresas fintech ven una gran oportunidad en la colaboración con los bancos tradicionales y están dispuestas a trabajar juntos para impulsar la adopción de estas tecnologías. A medida que se avanza en la regulación, se espera que la colaboración entre estas empresas sea aún más estrecha y que se puedan crear nuevos productos y servicios que beneficien a los usuarios finales.

Para leer más de temas de Banca y Fintech haz click aquí.