• Jue. Jul 18th, 2024

Ataques DDoS: Amenaza en auge, ¿cómo protegerse?

En el panorama actual de las ciberamenazas, los ataques de denegación de servicio o ataques DDoS se han vuelto más comunes y sofisticados, al punto de no solo inundar un servidor o una red con tráfico falso, sino que, es capaz de dejarlos inoperables y causar graves daños a las empresas.

Ante lo delicada que puede ser la situación si se es víctima de este tipo de ataques, ESET, empresa líder en seguridad informática, da a conocer herramientas para identificar y responder a los ataques DDoS, destacando los cambios en su naturaleza y las estrategias probadas para combatirlos.

¿Qué es un ataque DDoS y cómo ha evolucionado?

Un ataque DDoS consiste en inundar un servidor, sitio web o red con tráfico falso, con el objetivo de sobrecargarlo y hacerlo inaccesible para sus usuarios legítimos. Para este tipo de ataque, los ciberdelincuentes suelen utilizar redes de dispositivos infectados, conocidas como botnets, para amplificar el volumen de tráfico y dificultar su detección.

Este tipo de ataques ha ido evolucionando con el paso del tiempo, por lo que las empresas han invertido más en reforzar la seguridad de sus redes. En el pasado, las empresas no consideraban prioritario protegerse contra DDoS, pero, ahora tienen mayor conciencia del riesgo y cambio en las tácticas de los cibercriminales; puesto que están utilizando los DDoS como complemento para extorsionar con ransomware o afectar la reputación.

Lo bueno de esta situación es que así como esos ataques han evolucionado, las formas de prevenirlos también. Ahora se pueden encontrar soluciones de protección contra DDoS más asequibles que antes e incluso se puede aprovechar herramientas ya disponibles en algunos sistemas, habilitando funciones específicas.

¿Cómo identificar un ataque DDoS?

Por lo general, cuando hay este tipo de ataques suele haber manifestaciones en el servidor, lo que ayuda a reconocer cuando se esta en presencia de ese tipo de ataques, siendo estas las principales características:

  • Lentitud o falta de disponibilidad de un sitio web o servicio.
  • Dificultad para acceder a internet o a recursos específicos.
  • Mensajes de error al intentar acceder a un sitio web.
  • Aumento inusual del tráfico en la red.

Estrategias de mitigación de estos ataques

Mantener seguro los servidores y sitios webs de una empresa es una prioridad para los dueños de las mismas, por esa razón, ESET trae una serie de recomendaciones con las que podrán mitigar y prevenir el impacto de este tipo de ataques, siendo los siguientes:

  • Filtrado de tráfico: Implementa firewalls y sistemas de detección de intrusiones (IDS) para bloquear tráfico malicioso y solicitudes excesivas.
  • Equilibrio de carga: Distribuye el tráfico entre múltiples enlaces de internet o servidores para evitar la sobrecarga.
  • Servicios DDoS especializados: Contrata servicios CDN (Content Delivery Networks) con infraestructura robusta para mitigar ataques de gran volumen.
  • Adopción de la nube: Mueve servicios críticos a la nube para aprovechar su escalabilidad y protección contra DDoS.
  • Inteligencia de amenazas: Utiliza información sobre amenazas conocidas para identificar y prevenir ataques potenciales.
  • Monitoreo continuo: Supervisa constantemente la red y los sistemas para detectar anomalías y responder rápidamente a incidentes.
  • Plan de respuesta a incidentes: Define procedimientos claros para mitigar los efectos de un ataque DDoS y restaurar el servicio rápidamente.

En resumen, los ataques DDoS son una amenaza real que requiere atención y preparación. Implementar las estrategias mencionadas puede ayudar a proteger su negocio y minimizar el impacto de un ataque.

Para más información sobre ciberamenazas y cómo combatirlas, haz clic en el enlace.