• Dom. Jun 23rd, 2024

La Inteligencia Artificial en la contratación: ¿Revolución o riesgo?

Los procesos de reclutamiento de personal se ven cada vez más estacando por la cantidad actual de vacantes y es aquí donde la inteligencia artificial en la contratación es un recurso fundamental.

Con un panorama de más de 250 candidatos por vacantes, la IA se ha convertido en una herramienta capaz de optimizar estos procesos, logrando la elección de perfiles aptos para cada puesto.

Además, que ahorra una gran cantidad de tiempo en el proceso, permitiendo al equipo de recursos humanos en ubicar a los seleccionados en los puestos de trabajo correspondientes. Sin embargo, para utilizar este recurso es importante conocer los pros y contra de la IA en este proceso.

Beneficios de la Inteligencia Artificial en la contratación

La inteligencia artificial ha traído una gran variedad de beneficios en las esferas de trabajo administrativo, empresarial e industrial, y los procesos de contratación no son la excepción, así que aquí verás parte de los beneficios de contar con esta herramienta en dicho proceso:

  • Selección más rápida de candidatos: La IA automatiza la selección de currículos, identificando palabras clave y preseleccionando candidatos automáticamente.
  • Mejora de la experiencia del candidato: Chatbots y asistentes virtuales brindan respuestas inmediatas a sus preguntas, creando una experiencia fluida y atractiva.
  • Toma de decisiones basadas en datos: La IA utiliza análisis predictivos para identificar a los mejores candidatos basándose en datos históricos y métricas de rendimiento.
  • Mejora de la diversidad y la inclusión: Algunas plataformas de IA mitigan el sesgo inconsciente al centrarse en las cualificaciones y habilidades, sin considerar datos como el nombre o el género.

Riesgos y retos de la IA en la contratación

Así como hay una serie de ventajas de la IA en este proceso, también se abre el camino para que se presenten riesgos y retos, siendo estos los más comunes:

  • Sesgo algorítmico: Los modelos de IA pueden perpetuar sesgos históricos presentes en los datos con los que se entrenan.
  • Falta de transparencia: El funcionamiento de los algoritmos de IA puede ser difícil de entender, lo que dificulta identificar y corregir sesgos.
  • Privacidad y seguridad de los datos: La IA requiere grandes cantidades de datos, por lo que es crucial garantizar su confidencialidad y seguridad.
  • Supervisión humana y rendición de cuentas: La supervisión humana sigue siendo esencial para evitar la mala interpretación de los resultados de la IA.
  • Cumplimiento legal y normativo: La IA en la contratación está sujeta a diversos marcos legales y reglamentarios que deben cumplirse.

Mitigando riesgos y aprovechando beneficios

Ante este novedoso avance, ESET, la empresa líder en detección de amenazas cibernéticas, recomienda a las empresas que para la inclusión de la IA en la contratación, lo mejor es adoptar un enfoque holístico que incluya un diseño ético de la IA, donde se priorice la equidad, transparencia y la responsabilidad en el desarrollo e implementación de la IA.

Además, se debe evaluar periódicamente el rendimiento de los algoritmos de IA y establecer mecanismos de retroalimentación.

La colaboración entre los diferentes profesionales de RRHH, especialistas en éticas y expertos legales es vital durante este proceso; así como lo es la capacitación del equipo de contrataciones sobre el uso ético de la IA y la importancia de la privacidad de datos.

El cumplimiento de los requisitos legales y reglamentarios en torno a la IA en la contratación será de suma importancia para que este proceso se dé con éxito.

Para más información sobre IA y sus diferentes aplicaciones, haz clic en el enlace.