• Sáb. Abr 13th, 2024

Chile, referencia en bancarización y pagos digitales para Latinoamérica

Chile se consolida como líder en bancarización y uso de pagos digitales en Latinoamérica, así lo dio a conocer el informe anual del Minsait Payments. De acuerdo con las cifras, Chile cuenta con un índice de bancarización del 87,1% y una preferencia por las tarjetas de débito como principal medio de pago.

El efectivo, por otro lado, está perdiendo terreno rápidamente, con solo un 18% de la población prefiriéndolo para compras presenciales. Dicho informe también revela que el país sudamericano tiene un índice de uso de tarjetas de débito superior al de países desarrollados como España, Italia, Reino Unido y Portugal.

La digitalización de los pagos entre personas también ha experimentado un crecimiento acelerado en Chile, ya que hasta el momento el 39% de los chilenos prefiere la transferencia bancaria y un 31% quiere que sea en efectivo.

Además, Chile cuenta con un 66% de la población familiarizada con las transacciones bancarias digitales desde hace más de cuatro años, mientras que, otros países latinoamericanos como Argentina, México y Perú hacen uso de este tipo de pagos desde hace apenas tres años.

Bancarización y pagos digitales ¿A qué se debe su acelerado crecimiento?

De acuerdo con el informe de Minsait Payments, los principales factores que impulsan esta tendencia son la autorización de nuevos agentes en la cadena de valor de pagos, la consolidación de los terminales POS, la interoperabilidad de los sistemas de pago y el convencimiento de la potencialidad de los pagos inmediatos.

Otro aspecto importante revelado en el informe es que los chilenos están dispuestos a eliminar el efectivo, con unas cifras de un 45% que está bastante o muy dispuesto a hacerlo y un 57% prefiere realizar pagos solo con medios digitales. Además, son los que más confianza y seguridad tienen en los pagos electrónicos, con un 73% que los considera más confiables que el efectivo.

Dichas cifras confirman que la población chilena confía plenamente en los métodos de pagos digitales de su país, por lo que la eliminación gradual del efectivo podría ser uno de los primeros pasos para lograr un manejo financiero del país por medio de transacciones digitales.

No obstante, hay algunos desafíos que aún persisten, como la masificación de las tarjetas de crédito, que aún está por debajo de la de países como Argentina y Brasil. Sin embargo, Chile está bien encaminado hacia una economía digital donde los pagos electrónicos son la norma.

Este cambio no solo trae consigo mayor comodidad y seguridad, sino que también puede contribuir a la transparencia financiera, la formalización de la economía y la lucha contra el crimen. Además de que contribuye en su crecimiento en miras de convertirse en un hub digital en la región.

En resumen, Chile se encuentra a la vanguardia de la transformación digital de los pagos en Latinoamérica. El futuro del efectivo en el país parece incierto, con una clara tendencia hacia su eliminación gradual. La confianza y la disposición de la población a los pagos electrónicos son un claro indicio del camino que está tomando Chile hacia una economía cada vez más digital.

Para más información sobre banca y fintech, haz clic en el enlace.