• Jue. Jul 18th, 2024

La revolución de la IA en la salud: optimizando la atención y transformando el futuro

La Inteligencia Artificial (IA) está transformando el panorama de la salud en todo el mundo, integrándose en diferentes áreas como el diagnóstico y tratamiento de enfermedades hasta la gestión de la salud pública y la investigación médica, dando luz a muchos problemas de salud actuales.

Y es que son muchas las regiones que se enfrentan a desafíos únicos en materia de salud, como la alta carga de enfermedades crónicas, la fragmentación de los sistemas de salud y la escasez de recursos.

Ante este escenario, la integración de la IA en la salud amplia la posibilidad de abordar estos desafíos y mejorar la calidad de la atención médica para millones de personas.

IA en la salud, un mercado en auge

Según un estudio realizado por Mordor Intelligence, el mercado global de la IA en salud alcanzó los 9.22 mil millones de dólares en 2023, y se proyecta que para el 2028 alcance los 29.24 mil millones de dólares.

Esta cifra refleja el creciente interés y la inversión en este sector, impulsados por los beneficios que la IA aporta a la salud.

En este contexto, Raúl González, Director Comercial y Clientes para Hispanoamérica de InterSystems, explicó que “la inversión en tecnología en la salud es algo que ha crecido considerablemente en el último tiempo. A lo largo del mundo los establecimientos de salud se han dado cuenta de que la tecnología es un aliado importante y necesario no solo para combatir enfermedades, sino que también para mantener a población más saludable y, por ende, entregar un servicio más completo y optimizar los escasos recursos disponibles”.

Beneficios tangibles para pacientes y centros de salud

En cuanto a los beneficios que la IA y otras tecnologías pueden aportar a la salud de las personas, González destacó cuáles serían los principales beneficios.

1. Diagnóstico y detección temprana

La capacidad de la IA para analizar grandes volúmenes de datos permite identificar patrones que podrían indicar enfermedades, especialmente en el análisis de imágenes. Esto facilita diagnósticos tempranos, mejorando las posibilidades de tratamiento y supervivencia.

2. Personalización de tratamientos

Mediante el análisis y comparación de datos, la IA puede predecir las posibles respuestas de un paciente a un tratamiento determinado, permitiendo ofrecer opciones personalizadas con mejores resultados.

3. Monitoreo de enfermedades crónicas

La recopilación en tiempo real de datos como la glucosa o la presión arterial permite un mejor control de enfermedades crónicas como la diabetes. Los pacientes pueden automonitorearse y recibir alertas en caso de anomalías, mejorando su calidad de vida.

4. Optimización de tareas administrativas

La IA se implementa para automatizar tareas como la programación de citas o la gestión de inventarios, reduciendo filas de espera, aglomeraciones y costos, a la vez que mejora la experiencia del usuario.

La IA en salud representa un gran avance con el potencial de transformar la forma en que se brinda y se recibe la atención médica. A medida que la tecnología continúa evolucionando, podemos esperar aún más avances en el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades, mejorando la salud y el bienestar de las personas en todo el mundo.

Para más información sobre salud e inteligencia artificial, haz clic en el enlace.