• Sáb. Abr 13th, 2024

Redes 6G alcanzarán los 290 millones de conexiones para 2030, según Juniper Research

Las redes 6G es uno de los principales objetivos de los avances en telecomunicaciones, por lo que las expectativas sobre esta nueva tecnología son cada vez más grandes; y ahora, gracias a un estudio publicado por Juniper Research, se da indicios sobre el alcance que podría tener estas conexiones en su primer año.

Según el estudio, las conexiones 6G podrían alcanzar los 290 millones de conexiones a nivel mundial para el año 2030, a tan solo un año de su lanzamiento inicial, programado para 2029. No obstante, para lograr este objetivo ambicioso, los operadores deben superar un desafío clave: la interferencia de red derivada del uso de espectro de alta frecuencia en la 6G.

La 6G promete velocidades 100 veces superiores a las redes 5G, gracias al uso de bandas de espectro de alta frecuencia. El problema radica en que estas frecuencias son más propensas a la interferencia causada por obstáculos como edificios, lo que podría afectar la confiabilidad de la red.

RIS, una solución confiable para las redes 6G

Las superficies inteligentes reconfigurables (RIS) serían la clave para mitigar este problema. Estas tecnologías redirigen las señales 6G para que puedan sortear obstáculos y brindar una cobertura más amplia y confiable. Por tal motivo, es que en el estudio de Juniper Research se insta a los operadores a invertir en RIS como una prioridad para el desarrollo de la 6G.

Así mismo, aseguran que la inteligencia artificial (IA) jugará un papel fundamental en la implementación de las RIS; puesto que, para lograr que las conexiones 6G se expandan a áreas geográficas amplias, los operadores tendrás que hacer uso de la IA para monitorizar y ajustar la configuración de RIS en tiempo real, optimizando el rendimiento de la red.

De esta manera, se estaría garantizando que este tipo de conexiones lleguen de manera estable y óptima a lugares densamente poblados, ampliando las oportunidades a las empresas y consumidores de esas zonas.

En este contexto, el autor de la investigación, Alex Webb, comentó que «la cobertura 6G inicial se producirá en las áreas geográficas más densamente pobladas para atender a la mayor cantidad de usuarios posible. Por lo tanto, la tecnología RIS será clave para brindar un valioso servicio 6G tanto a consumidores como a clientes empresariales en los primeros años de funcionamiento de la red».

El éxito de la 6G depende de la colaboración entre los operadores, los proveedores de tecnología y los organismos reguladores. La inversión en RIS e IA, junto con la definición de estándares claros, será fundamental para construir una red 6G robusta y confiable que impulse la próxima generación de innovación tecnológica.

Actualmente, muchas de las grandes empresas de tecnología, como Samsung y LG están incursionando en la tecnología 6G con el fin de potenciar la capacidad de conexión de la misma, para que cuando llegue el momento esta pueda salir al mercado de la mejor manera. Hasta el momento, se han hecho pruebas de conectividad en hasta 500 metros de distancia y se espera ir aumentando la distancia de manera gradual.

Para más información sobre telecomunicaciones y conexiones 5G y 6G, haz clic en el enlace.